REUNIONES / Moroncitos


Quizás la más tradicional de las exquisiteces santiagueñas es el moroncito, golosina que se vende en las calles. Una receta tentativa debería llevar los siguientes ingredientes: 70 gramos de harina leudante, 300 gramos de harina de algarroba, 20 gramos de grasa de cerdo o en su defecto margarina, dos o tres cucharadas de arrope de chañar o miel de abajas, una taza de azúcar, una cucharadita de bicarbonato de sodio, dos yemas, ralladura de un limón o una naranja y leche en cantidad necesaria. Preparación, armar un aro con la harina y cortar en trocitos pequeños la grasa. Juntar como pellizcando la grasa con la harina. Una vez juntos volver a formar un aro y colocar en el medio las 2 yemas, el arrope o miel, el azúcar, la cucharadita de bicarbonato de sodio y, en caso de que elija ponerle, la ralladura del limón o naranja. Juntar estos elementos con las manos y agregar la leche necesaria para que no salga tan seca. La masa que debe formarse es similar a la de la pasta frola. Una vez hecha esta masa, estirarla con un palo de amasar y cortarla con la forma que deseé darle a los moroncitos. Luego debe pasar una cara de estos círculos por azúcar y ponerlos en una placa enmantecada y enharinada. Cocinar a horno fuerte pero no dejar tostar mucho.