REUNIONES / Arrope


El arrope de tuna y de chañar son dos de los dulces que más fama le han dado a la provincia. Una receta que es simple, sin embargo lleva mucho trabajo y muchas horas de elaboración. El resultado final es siempre una especie de mermelada por su consistencia, con un sabor agreste y montaraz. Para hacerla es necesario los siguientes ingredientes y elementos: Dos kilos de tuna, medio litro de agua y una olla. Se pelan cuidadosamente las tunas y se cortan en pedazos chicos. Se colocan en una paila de cobre apenas cubierta con agua. Se hierven revolviendo con una cuchara de madera hasta que queden completamente deshechas. Se cuela, por un tamiz grueso que sólo impida el paso de las semillas. El arrope colado se coloca nuevamente al fuego y se hierve hasta que tome un color oscuro. Para el arrope de chañar se procede de la misma forma, pero se cuela con una tela limpia para que solo pase el jugo o almíbar. Guardar en frascos o botellas.